Aeropuerto de Buenos Aires
Aeropuerto de Buenos Aires
Aeropuerto de Buenos Aires
Aeropuerto de Buenos Aires
Aeropuerto de Buenos Aires
Aeropuerto de Buenos Aires
Aeropuerto de Buenos Aires
Aeropuerto de Buenos Aires
Aeropuerto de Buenos Aires
Aeropuerto de Buenos Aires
Aeropuerto de Buenos Aires
Aeropuerto de Buenos Aires
Aeropuerto de Buenos Aires
Aeropuerto de Buenos Aires
Aeropuerto de Buenos Aires
Aeropuerto de Buenos Aires

Aeropuerto de Buenos Aires

  • Año: 1945
  • Ubicación: CABA
  • Programa: Equipamiento
  • Estado: No construido
  • Imágenes en archivo: 56
Se trata de un estudio para fijar criterios y presentar posibles soluciones. La solución obtenida, además de poner la obra plástica en el espacio en todo su valor, presenta muchas ventajas prácticas. Ellas son: unión simple y directa con el centro de la ciudad o punto más conveniente; servicios simultáneos para aviones e hidroaviones (una sola aduana, una sola estación); simplificación de sistemas contra la neblina y de drenaje de pistas; facilidades para la construcción (fundación uniforme, aguas poco profundas y calmas); economía en el transporte de materiales (la arena, el pedregullo y el agua se obtienen del río, el cemento y el hierro llegan del puerto); enorme economía en el terreno que no cuesta nada pues no hay expropiaciones, ni servidumbres, ni restricciones al dominio para terrenos circundantes.

En este trabajo se respeta la unidad de la ciudad llevando el aeropuerto a su límite natural, el Río de la Plata. Esto no se consigue creando artificialmente una isla sino colocando en el espacio los elementos esenciales, las pistas –formas creadas por el hombre- utilizando la inmensa riqueza científica de hoy.

Actualmente en los aeródromos, en forma semejante que en caminos y vías férreas, las pistas se colocan sobre la superficie del suelo anulando la naturaleza. Un error fundamental trae consigo otros errores de orden menor y así, en este caso, en cuanto al sentido de las formas, también se comete un error al colocar un plano sobre otro plano.

Las nuevas estructuras propuestas, hoy posibles, aseguran una completa libertad de funcionamiento: Las distintas circulaciones no se cruzan en el río, la navegación costera no se interrumpe; sobre su superficie acuatizan y despegan los hidroaviones. En otro nivel el camino de unión entre la ciudad y el aeropuerto es recorrido por automóviles, camiones y peatones en forma diferenciada. En el nivel superior, el de las pistas, aterrizan y despegan los aviones y luego el espacio libre...para volar. Así esta obra, resuelta con pureza, tiene como ventaja fundamental: el expresar una obra humana con toda libertad, poniendo, por intermedio de una técnica noble, LA PLÁSTICA EN TODO SU VALOR.
Ver todas la imagenes